Iluminando con color tus espacios

 Iluminando con color tus espacios

Heliden Priscila Gómez Barrón


Como bien ya sabemos la iluminación juega un papel muy importante para cualquier diseño de espacios interiores, por eso es conveniente saber los beneficios de ella para una correcta utilización.

Existen diferentes sensaciones que la luz es capaz de transmitir, esto se debe principalmente, a la composición de la cromaticidad de la luz; podemos mencionar que hay colores cálidos, neutros y fríos, pero también no podemos dejar a un lado la iluminación de color como tal, amarillo, naranja, violeta, azul, verde, por mencionar algunos, que también manifiestan sensaciones importantes en el comportamiento humano. Por eso al momento de decidir una iluminación debemos conocer cual es la mejor opción para resaltar nuestro diseño.

Si nos decidimos por una iluminación fría, es decir con la tonalidad azul, nuestro cuerpo percibirá un sentido de alerta y energía. Esto debido a que es la mas parecida a la luz natural, que erróneamente conocemos como luz amarilla.  Además, esta tonalidad azul mejora nuestro estado de ánimo y detiene la producción de melatonina, que es la hormona que nos ayuda a dormir. Por eso será ideal para diseños en donde se requiera activación.

Si por el contrario elegimos una iluminación cálida, es decir con tonalidad amarilla, ésta manifestará un sentido de relajación ya que es asociada con fogatas y calidez, usualmente utilizada en espacios en donde se requiera mantener un estado de serenidad.

En la actualidad podemos contar con tecnologías que nos permitan tener un sin numero de opciones para poder diseñar un espacio lumínicamente hablando, ya que se pueden aplicar de manera inteligente para ayudar a las actividades que se realicen en los espacios, sin necesidad de cambiar una luminaria, sino sólo la tonalidad para poder abarcar cualquier situación que necesitemos potenciar en cualquier momento.

Entonces podemos ponerle color a las emociones y a los espacios de una manera inteligente, sin necesidad de modificar nada en el espacio, solo el color de la luz. Si nos apoyamos de la psicología de la luz podemos ayudar a mejorar un espacio o a hacer lo contrario.

Si utilizamos iluminación roja, nos ayudará a darle espontaneidad al lugar; si utilizamos una verde, será ideal para cuarto de juegos, con ese toque de naturaleza; si se usa un naranja, nos ayudará a darle una sensación de diversión al entorno; si elegimos un rosa daremos un toque de delicadeza e ilusión.

Entonces si ya conocemos que a través del color de la luz podemos ayudar a mejorar los estados anímicos de las personas por qué no utilizar el color. Cambia tus espacios, utiliza la iluminación inteligente y dale el carácter que necesitas a tu espacio.

Referencia Bibliografica:

La Iluminación Artificial es Arquitectura, Eduard Folguera Caveda y Adria Muros Alcojor, primera edición 2013.

Página de internet, Tecnolite.mx